Los orígenes del Turismo de Salud en Tenerife


Hablar de Turismo de Salud en Tenerife es, inevitablemente, hablar de la historia del Turismo en las Islas Canarias.

Enclave estratégico para los Turistas de Salud 

Tras el descubrimiento de América, las Islas Canarias se convirtieron un enclave estratégico y de paso obligado entre los barcos que viajaban entre Europa, África y América.

A partir del siglo XVI y como consecuencia del crecimiento de la población en los grandes núcleos urbanos europeos, aumentaron las epidemias por la falta de higiene, las enfermedades respiratorias por el aumento de la contaminación y otras enfermedades relacionadas con el estado de ánimo. Los médicos empezaron a recomendar la salida de estas ciudades en busca de climas más saludables para la mejoría de estos males que estaban asolando Europa.

Las clases altas europeas enfermas comenzaron a viajar y a pasar temporadas en nuevos enclaves recomendados por los especialistas por sus condiciones climáticas. A su paso por el archipiélago, los viajeros se interesaron por visitar y conocer las islas. De hecho, algunos dejaron constancia por escrito de que el clima de las islas era muy recomendable y saludable para tratar los males que persistían en Europa.

 

El clima de Tenerife: recomendado por médicos británicos

A partir del siglo XVIII, se empieza a recomendar el clima de Tenerife en referencia a la climatoterapia gracias al médico y naturalista inglés William Anderson, quien aconseja a los médicos que envíen a sus pacientes a Tenerife, a causa de la uniformidad de la temperatura y la benignidad del clima.

Ya en las primeras décadas del siglo XIX, un número mayor de turistas enfermos llegaban a Tenerife para pasar una larga temporada en la isla. Algunos de estos pacientes con afecciones pulmonares que habían estado previamente en Madeira para su convalecencia informaron a sus médicos de que se sintieron mucho mejor en Tenerife que en Madeira. Orotava Gran Hotel - primer hotel sanatorium de las isla de Tenerife

La fama de Tenerife como destino de Turismo de Salud fue aumentando entre los médicos y científicos de la época. Se estudiaron sus condiciones climáticas y se publicaron los primeros trabajos de literatura médica sobre la isla. Además, se empezaron a recomendar distintos enclaves en función de sus características: La Orotava, Puerto de la Cruz, Santa Cruz, La Laguna, Vilaflor…

Pero es a los británicos a quienes se les debe el auge del turismo de salud en Tenerife. Fueron ellos quienes crearon el primer sanatorium o primer hotel-sanatorium para convalecientes tuberculosos y otras enfermedades en el Puerto de la Cruz: el Orotava Grand Hotel. El centro recibió, al poco tiempo de su apertura, la visita de los prestigiosos doctores Thomas Spencer Wells y Ernest Hart que, con sus escritos en prestigiosas revistas, lo acreditaron como “el mejor centro de Salud del Sur”.Doctor Hart - recomienda Tenerife como destino de salud

El Dr. Ernest Hart, colaborador del periódico “The Time”, de la revista médica “The Lancet” y del “British Medical Journal” fue una figura importante. Generó un gran entusiasmo por acudir a la isla entre los invalids tras la publicación de varios artículos en su propia revista “British Medical Journal”, recopilados posteriormente y editados como libro bajo el título de “A winter trip to the Fortunate Islands”.

 

Apertura de nuevos hoteles para el Turismo de Salud en Tenerife y Gran Canaria

Grand Hotel Taoro - Turismo de salud en TenerifeTras el éxito de estas recomendaciones, se comenzaron a construir nuevos hoteles en las islas de Tenerife y Gran Canaria (en Güímar, el hotel Buen Retiro; en Santa Cruz, la boarding house Sanatorium (Salamanca), y los hoteles Pino de Oro y Quisisana; por su parte, en Las Palmas, los hoteles Metropol, Bella Vista y Santa Brígida…). Aumentó también la visita a las Islas de prestigiosos científicos e investigadores que nos dejaron como legado numerosos escritos entre los que podemos encontrar los primeros análisis climatológicos y la descripción de las condiciones ambientales de las islas.

Se estudiaron las condiciones atmosféricas, el grado de humedad, la pureza del aire, las radiaciones solares, los vientos, y otros factores naturales. Aparte, se realizaron las primeras analíticas de las aguas de los nacientes insulares y sus propiedades minero-medicinales. Asimismo, en los primeros años del siglo XX, con la llegada del turismo alemán, comenzaron los estudios de los efectos de las radiaciones solares en la piel y la tuberculosis defendiendo su tesis del poder terapéutico del sol.

 

La erupción de El Teide y las guerras

Desafortunadamente, este auge del Turismo en Tenerife se vio frenado por la erupción volcánica de 1909, hecho que hizo que clientela británica prefiriera trasladarse a otros lugares. Más tarde, en julio de 1914, estalló la Primera Guerra Mundial interrumpiéndose definitivamente el flujo de visitantes. Posteriormente, tuvieron lugar la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial, con lo que se redujo drásticamente el turismo.

 

¿Cómo está el panorama del Turismo de Salud en Tenerife actualmente?

En la actualidad, el Turismo de Salud vuelve a experimentar un importante crecimiento a nivel mundial acompañado de los grandes avances médicos. Se trata de un mercado mucho más complejo porque son muy diferentes las motivaciones de salud que hacen hoy moverse a las personas.

Tenerife, además de sus excelentes condiciones climáticas y medioambientales, cuenta con excelentes centros sanitarios y reputados especialistas en diferentes áreas, trabajando juntos para volver a posicionarse como uno de los principales destinos de Turismo de Salud en Europa.