Chequeos médicos y revisiones en Las Palmas

Aumenta la demanda de chequeos y exámenes médicos


El envejecimiento de la población, como consecuencia del progresivo aumento de la esperanza de vida, conlleva un aumento de las enfermedades crónicas y de estados de salud más delicados.

Sabemos que se pueden prevenir un gran número de enfermedades, retrasar su aparición o mejorar su pronóstico, simplemente con un estilo de vida saludable y chequeos regulares de salud. Actualmente, el principal reto en el cuidado de la salud consiste en evitar que aparezcan estas enfermedades o diagnosticarlas en estadíos muy precoces.

Cuanto más hagas en la edad adulta para envejecer de forma sana, mejor

Sharon Braugman, American Geriatrics Society

¿Quiénes deben hacerse chequeos o exámenes médicos?

Un chequeo es conveniente para todo el mundo, aunque dependiendo de la edad del paciente y de su situación, se llevará a cabo una serie de pruebas u otras.

  • Personas que presentan algún síntoma
  • Personas que tienen antecedentes familiares
  • Personas aparentemente sanas

¿Por qué debemos acudir al médico para un chequeo?

Porque un examen de salud permite diagnosticar enfermedades en fases muy tempranas, cuando aún no hay ningún síntoma que nos haga sospecharlas como en el caso de las enfermedades degenerativas, óseas o articulares, por ejemplo. Además, permite identificar factores de riesgo que si no se corrigen a tiempo podrían desembocar en el desarrollo de patologías.

¿Qué debemos revisar a cada edad? 

No existe ninguna recomendación cerrada de la edad inicial a la que debe hacerse un chequeo general, ya que hay personas que por su situación laboral o por su estilo de vida precisan de un tipo de revisión más específica o frecuente, que deberá ser determinada por el especialista. De igual modo, las recomendaciones varían en función del sexo.

De manera general, se recomiendan diferentes revisiones según la edad: Chequeos en Gran Canaria

  • Antes de los 30 años:  Se debe hacer un examen básico de hipertensión arterial (HTA), y determinación de los niveles de colesterol y de glucosa.  El colesterol y la glucemia deben controlarse periódicamente.
  • A partir de los 40: Se debe realizar una evaluación integral cada 2-3 años, que variará con el sexo y los factores de riesgo.
  • A partir de los 50: Se debe llevar a cabo una evaluación integral cada año, que variará dependiendo del sexo y los factores de riesgo asociados.

La salud es uno de los aspectos más importantes de nuestra vida. Afortunadamente, estamos observando un aumento importante en la demanda de chequeos o exámenes médicos en la población.