Ejercicio físico, bienestar y salud en Canarias

Ejercicio físico a partir de los 50… y para todos


¿Cuán importante es hacer ejercicio cuando llegamos a los 50? Evidentemente, la respuesta es de suma importancia.

Para cualquier persona, tenga la edad que tenga, es muy fácil caer en el sedentarismo; sin embargo, deberíamos ser conscientes de los beneficios que tiene el ejercicio físicotanto para el cuerpo como para la mente― y tenerlos en cuenta en nuestro día a día. Muchos pensamos en preparar un horario para hacer ejercicio y comenzar una rutina realizando algún tipo de ejercicio físico, pero al final casi nunca llegamos a hacerlo. Sin embargo, desde que nos ponemos a ello (si lo hacemos), la mayor parte de nosotros nos quedamos sorprendidos de lo bien que nos sienta y de la cantidad de energía que nos llena después de hacer ejercicio.

Practicar algún deporte de manera regular aumenta la sensación de bienestar y reporta una serie de beneficios para nuestra salud. Por ejemplo, reduce el riesgo de desarrollar enfermedades de corazón o infartos cerebrales, de tener hipertensión, diabetes tipo II u osteoporosis e, incluso, reduce las posibilidades de desarrollar cáncer. Además, ayuda a controlar el peso y alivia el estrés.

Está claro que hacer un poco de ejercicio físico es mejor que nada; pero, claramente, cuanto más hagamos, más beneficios obtendremos. Como ideal, deberíamos proponernos realizar media hora de ejercicio con intensidad moderada al menos cinco días a la semana. Si bien es cierto que los 30 minutos no tienen por qué ser seguidos, necesitamos que la actividad física se realice de forma regular, puesto que los beneficios del ejercicio físico no se acumulan.

A pesar de que muchas de las actividades que realizamos en nuestra vida diaria ―tareas de la casa, bricolaje, subir y bajar escaleras o jardinería― también cuentan para llegar a los 30 minutos de ejercicio, no deberíamos auto-convencernos de que es suficiente para mantenernos en forma, porque repito, ¡no es suficiente! Entre las actividades de intensidad moderada recomendadas encontramos las siguientes: caminar a paso ligero, hacer footing, nadar, salir en bicicleta, bailar, jugar al bádminton o al tenis.

Es más, al comenzar con una rutina de ejercicio físico, quizás encontremos un nuevo pasatiempo saludable, del que nunca hubiéramos imaginado que disfrutaríamos tanto.

¡Comienza a hacer ejercicio físico para disfrutar de una vida más sana y más feliz! Te lo mereces.