Healthy Eating - Health Services for International Patients

Un estilo de vida más saludable a partir de los 50


De repente te das cuenta de que has entrado en la década de los 50 y ahora sí que toca cuidarte un poco mejor y llevar un estilo de vida más saludable. Por supuesto, algunas personas se han dado cuenta desde hace años y ya están llevando una dieta más sana o haciendo ejercicio físico de forma regular. Sin embargo, la mayoría de las personas mayores de 50 aún se está haciendo a la idea. Pero no es tan drástico como piensas.

Consejos para conseguir un estilo de vida más saludable

Por un lado, llevar una dieta saludable no tiene por qué ser una experiencia amarga; es más, la gran variedad que tiene para elegir la convierte en un mundo muy rico que aún está por descubrir. Por otro lado, la mayoría de las personas que rebasan la barrera de los 50 se sorprende al descubrir que disfruta con el ejercicio físico y lo bien que se siente al realizar ejercicio diariamente.

Llevar un estilo de vida más saludable nos reporta beneficios: unos mayores niveles de energía, una mejora en la agudeza mental, mayor resistencia a enfermarse, una recuperación más rápida tras un periodo de enfermedad y un mejor manejo de problemas y enfermedades crónicos.

Además, contribuye a tener una actitud positiva en la vida y a mantener un equilibrio emocional, es decir, a una vida más feliz.

¿Qué comer?

Fruta: es preferible tomar una pieza de fruta en lugar de zumo, pues la fruta nos aporta más fibra y vitaminas. Si consumes 2 o 3 piezas al día, mucho mejor. Intenta variar el tipo de fruta e ingiere frutas de colores fuertes como frutas del bosque y melones.

Verdura: elige verduras antioxidantes con hojas verdes como las espinacas o el brécol, así como verduras de color naranja como la zanahoria o la calabaza. Se recomienda que sean 2 o 3 raciones al día.

Calcio: después de cierta edad, es muy importante tomar calcio para los huesos y así prevenir fracturas u osteoporosis. Los mayores necesitan 1200 mg de calcio cada día, que se puede obtener con la leche, el yogur o el queso. Hay otros alimentos que no son lácteos, pero que también son una fuente rica de calcio: los pescados enlatados como las sardinas, el tofu, el brécol, la col y las almendras.

Fibra: elige, preferiblemente, productos integrales antes que de harina refinada, pues tienen más nutrientes y fibra. Alimentos ricos en fibra pueden ser el pan, el arroz, la pasta y los cereales para el desayuno, todos ellos en su forma integral. Otras fuentes de fibra son las judías, las patatas, las lentejas, los guisantes, la avena, la fruta y la verdura. Se recomienda consumir entre 150 a 200 gramos cada día. Una rebanada de pan suele pesar 25 gramos.

Proteínas: para las personas mayores de 50, se recomienda consumir un gramo de proteínas por cada kilo de peso. Por ejemplo, una mujer de 60 kilos necesitaría, aproximadamente, 60 gramos de proteínas. Para darte una idea, una ración de atún contiene alrededor de 40 gramos de proteína. Otras fuentes de proteínas son el pescado, los huevos, la leche, el queso, las judías, los guisantes, los frutos secos y las semillas.

¿Con qué debes tener cuidado?

  • Disminuye el consumo de sal para prevenir retención de agua e hipertensión.
  • Disminuye el consumo de azúcar. Recuerda fijarte en los azúcares «escondidos» en los productos (se pueden encontrar en bebidas, pan, sopas y verduras enlatadas, etc.).
  • Evita el consumo de carbohidratos «malos» que proceden de la harina procesada, el azúcar refinado o el arroz blanco, pues estos alimentos han perdido gran parte de su fibra y sus nutrientes.

Recuerda

Es muy importante beber agua durante todo el día porque, a medida que nos hacemos mayores, somos más propensos a la deshidratación, y esto podría causar enfermedades que no querríamos tener.

 

EJERCICIO FÍSICO Y SALUD

estilo de vida más saludableEl ejercicio físico es un factor esencial para controlar tu peso y, además, contribuye de manera positiva a tu bienestar. Los expertos recomiendan hacer ejercicio de intensidad moderada durante 30 minutos, cinco veces a la semana.

Por un lado, hay estudios demuestran la relación directa que existe entre la alimentación y las enfermedades, sobre todo, de corazón y de cáncer. Y, por otro, los científicos aconsejan caminar de forma regular para evitar que tu cuerpo se debilite físicamente. Es, sin duda alguna, algo que deberíamos tener en cuenta.

Todos sabemos que estas recomendaciones tienen sentido y que, si todo ello contribuye a un estilo de vida más saludable y más feliz, ¡es hora de ponerse manos a la obra! 

Canary Medical Key cuida de ti


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.