Tratamientos dentales en Canarias (España)

¿Aún no has superado tu miedo al dentista?


Parece ser que una de cada cuatro personas tiene pánico de ir al dentista, pero hay formas de superar este miedo.

Los motivos pueden variar dependiendo de cada persona. Algunos tienen miedo simplemente porque creen que el tratamiento dental les va a doler, mientras muchos otros asocian su miedo con recuerdos de malas experiencias que tuvieron en el dentista en la niñez.

Lo bueno es que, con el paso del tiempo, cada vez más dentistas se han esforzado para entender este miedo y, así, hacer que la visita al dentista sea más agradable y no conlleve estrés por parte del paciente.

Aparte de sentirse una actitud más amable hacia los pacientes, las clínicas dentales modernas han creado un ambiente mucho más familiar: desde la decoración con flores en la recepción y cuadros en las paredes, hasta música ambiente y televisión para relajarse mientras recibimos el tratamiento dental. Además, los avances en la tecnología han mejorado la odontología, incluso los taladros son menos ruidosos que los de antes.

Si tienes pensado ir al dentista y no sabes cómo relajarte, lee nuestros consejos:

  • Busca un dentista comprensivo. Quizás tus amigos y familiares puedan recomendarte alguno o, si no, busca a dentistas que se publiciten como expertos en pacientes que tienen miedo al dentista.
  • Una vez hayas encontrado el que te conviene, ve a la clínica dental para conocer a las personas que trabajan en la recepción y al dentista. Coméntales tu situación para que lo sepan de antemano.
  • Pide una de las primeras citas de la mañana para tener menos tiempo de pensar en ello.
  • Busca a alguien que te acompañe.
  • Para que te sientas con más confianza, puedes empezar con una limpieza bucal, por ejemplo, y luego atreverte con un tratamiento más complejo.
  • Antes de que tu dentista empiece con el tratamiento dental, acuerda con él o ella un gesto que puedas usar para cuando necesites un descanso y quieras que paren. Puede ser tan simple como levantar la mano y te ayudará a sentir que tienes un mayor control de la situación.
  • Si hay un tipo de música que te ayuda a relajarte, llévate un reproductor de música y ¡ponte auriculares!

Sabiendo lo importantes que son nuestros dientes para la salud, es fundamental superar el miedo al dentista. Después de todo, tampoco es tan malo y sus beneficios son numerosos.