Cirugía Bariátrica


Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad ya ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Se ha observado que, como mínimo, cada año mueren 2,6 millones de personas a causa de la obesidad o el sobrepeso.

La cirugía bariátrica se considera en la actualidad la única alternativa para que un paciente con obesidad mórbida consiga una pérdida de peso significativa y sostenida. Además, en un reciente estudio sueco en el que se estudió un amplio grupo de pacientes obesos, se concluyó que los pacientes que se sometían a cirugía bariátrica morían en menor proporción por enfermedad cardiovascular y sufrían menos eventos cardiovasculares que los pacientes obesos que habían seguido los tratamientos médicos habituales.

Este tipo de cirugía puede realizarse mediante un abordaje abierto, cirugía abierta (incisión en medio del abdomen), o mediante un abordaje laparoscópico. Las técnicas que se emplean en la actualidad se basan en 3 conceptos básicos:

Restricción gástrica: las técnicas restrictivas ―gastroplastia vertical en banda, manga gástrica o gastrectomía vertical― inducen a la pérdida de peso al reducir el tamaño o la capacidad gástrica, limitando así drásticamente la ingesta de  alimentos.

Malabsorción: las técnicas malabsortivas no se suelen realizar debido al riesgo  elevado de complicaciones.

Restricción y malabsorción: las técnicas mixtas como el bypass gástrico, además de reducir la capacidad gástrica, alteran la continuidad gástrica normal e interrumpen la absorción de los nutrientes.

Indicaciones

La cirugía de la obesidad está indicada principalmente en aquellos pacientes con obesidad grave que han fracasado en la pérdida de peso sostenida tras el tratamiento médico de primera elección a base de dieta, ejercicio, psicoterapia y tratamientos farmacológicos.

Contraindicaciones

Está contraindicada en menores de 13 años y en mayores de 65, así como en adultos con alto riesgo anestésico y obesidad de origen congénito o endocrino; enfermedades psiquiátricas, abuso de sustancias.

Tipos de técnicas más utilizadas

Bypass gástrico

Se reduce el tamaño del estómago a una bolsa del tamaño de un huevo y se conecta directamente al intestino delgado. De esta manera, la cantidad de alimento ingerido está limitado por el tamaño de la bolsa y de la conexión de esta al intestino.

Por eso, después de un bypass gástrico, el estómago es más pequeño, y el paciente siente saciedad más pronto.

Gastrectomía en manga

Se extirpa la mayor parte del estómago, convirtiéndose en un tubo gástrico delgado. De esta manera, se reduce en el paciente el deseo de comer.

Banda gástrica ajustable

Se trata de una técnica mínimamente invasiva en la que se reduce el tamaño de la abertura desde el esófago al estómago mediante una banda gástrica. Esta banda o anillo permite al cirujano ajustar el tamaño de la abertura inflando o desinflando la banda. Aunque este tipo de cirugía parece tener menos complicaciones a corto plazo, puede ocasionar problemas a largo plazo y, por eso, esta técnica es de las menos utilizadas para el tratamiento de la obesidad.

Consideraciones que tener en cuenta

Las personas que están considerando someterse a una cirugía de la obesidad deben analizar en profundidad con su médico los riesgos y posibles beneficios, así como la técnica a emplear más adecuada en su caso. La cirugía bariátrica no está exenta de riesgos asociados y consecuencias a largo plazo y debe considerarse sólo como parte del abordaje para tratar la obesidad, ya que se obtienen mejores resultados cuando ayudan a promover cambios de por vida en la conducta y la alimentación.Médicos especialistas en Gran Canaria

 
 
Otros artículos relacionados sobre Cirugía Bariátrica y Obesidad:
Cirugía de la Obesidad en las Islas Canarias
Cirugía Bariátrica: ¿en qué momento y a quién?
Cirugía Bariátrica: ¿el remedio para la diabetes?
 

Podemos ayudarte y organizar tu viaje de salud a Canarias para el tratamiento que necesites.